Grupo Car, superando una situación adversa

0
Los planes de viabilidad presentados podrían suponer el inicio de la fase de recuperación
h

Grupo Car es una de las compañías que han sufrido los reveses de una situación difícil en el mercado; especialistas en maquinaria de taller de la marca Libido, las sociedades que las integran, las mercantiles CAR Automoción Hellín, S.L., CAR Industrial Hellín, S.L. y CAR Importaciones Hellín, S.L., en proceso concursal desde el pasado 29 de septiembre de 2008, informan con carácter general que se encuentra actualmente en la denominada fase de convenio, una vez superada la Fase Común del Concurso de acreedores y señalada la convocatoria de Junta de acreedores para el próximo día 10 de junio del 2010 en el Juzgado 1º instancia 3 y Mercantil de Albacete, en horario de 10:00 h (CAR Automoción Hellín, S.L.), 12:00 h (CAR Industrial Hellín, S.L.) y 13:00 h (CAR Importaciones Hellín, S.L.). A este respecto, Juan José Bleda, director gerente, se manifiesta en estos términos: “El concurso de acreedores vino provocado por la gran inversión realizada años anteriores (2005-2007), en principio bien perfiladas, buscando la evolución y crecimiento de la empresa de maquinaria para talleres con marca propia de distribucion LIBIDO. Debido a la caída de ventas tan agresiva que sufrimos en el primer semestre del año 2008, que prácticamente fulminaron los objetivos que sostenían gran parte de la inversión anterior, se hizo prácticamente irremediable buscar una alternativa de contención y freno a dicha situación. En el contexto general, la situación de Car Importaciones Hellin,SL., arrastro toda la estructura financiera del grupo.

Las sociedades que Bleda dirige, han presentado sus planes de viabilidad con buena aceptación por parte de la mayoría de los acreedores, lo que presupone que en aproximadamente dos meses pueden abandonar definitivamente el concurso de acreedores y de esta forma iniciar la fase de recuperación con un plan estratégico, financiero y comercial comprendido entre los años 2010 al 2015. Bleda lo expresa así: “Los planteamientos de recuperación y reactivación de las empresas del Grupo, se programan en base a una situación actual de mercado en líneas generales, las necesidades internas logística, stock, gestión comercial y fortalecimiento financiero, con estrategias de corto, medio y largo plazo y, por supuesto, manejando los tiempos de estabilidad con respecto a la mejora general:

Para CAR Automocion Hellin, S.L. (Distribuidor de recambios y accesorios para la automocion), los planes son:

1- Reorganizar y afianzar equipo humano dotar en cada área de negocio debilitada por la situación, de los profesionales necesarios para iniciar un plan de captación de clientes urgente.

2- Reforzar y reflotar stock, inicio de conversaciones y posibles acuerdos con distribuidores importantes del sector.

3- Publicidad, marketing e imagen, este punto con el máximo objetivo de transmitir que iniciamos una nueva época, con ideas renovadas y con la mentalidad necesaria para afrontar el futuro.


Para CAR Industrial Hellin, S.L.
(Ferreteria, suministros industriales y maquinaria), los planes son:

1- Orientar la venta y gestión comercial a otros sectores menos afectador por la crisis. El ramo de la construcción ha sido muy influyente en el crecimiento de la empresa.

2- Reforzar la plantilla y el reflote necesario de stock, adecuándolo a las necesidades del mercado e iniciativas internas. En negociaciones con empresa de gran volumen de suministros industriales.

3- Publicidad, imagen y marketing, en la misma línea de objetivos del resto de empresas.

Y por último, en lo que se refiere a CAR Importaciones Hellin S.L. (Importación y distribución maquinaria para talleres), los planes son:

1- Optimizar todos los departamentos del negocio y retomar el proyecto de expansión en suspenso por la situación concursal.

2- Gestión comercial como objetivo asegurar la confianza de los distribuidores y clientes, informar de la nueva situación y proyectos de corto y medio plazo.

3- Negociaciones con fabricantes y distribuidores para posibles acuerdos o decisiones en compartir competencias para el mejor y mas consolidado crecimiento en el sector.

4- En publicidad, imagen y marketing, estamos diseñando un programa de acción muy definido para esta empresa.”

Esta situación ha sido difícil, pero Bleda la ha afrontado para llevar adelante un proyecto en el que cree. Él lo expresa así: “A titulo personal, destaco que creo que el concurso de acreedores ésta es la situación mas difícil y complicada que puede vivir un empresario; a día de hoy así me lo parece. No sé si la vida profesional puede tener otros derroteros que superen esa experiencia, aunque no lo creo. Mi valoración es que es un reto profesional convertido en tsunami catastrófico, donde deben prevalecer valores muy exigentes para poder afrontar la situación: Capacidad de esforzarse y sacrificio, capacidad de dirección y comercial, gran estrategia, ilusión por tu trabajo y creer en uno mismo diariamente; la honestidad y la paciencia son grandes virtudes como valores añadidos. En resumen, ante compromisos duros quiero transmitir que uno mismo no sabe exactamente cuál es su nivel de adaptación y superación si no existe esa situación; y que ante un reto así, lo fácil es tirar todo por la borda y bajar los brazos; lo encomiable es enfrentarse y superarlo. Hoy me siento mucho más maduro, más preparado, más profesional y, en definitiva, más empresario, con ganas de seguir y de superarme mas día a día.

Desde aquí, invito a cualquier empresario en dificultades a que no se rinda; debemos demostrar que sabemos sobrevivir, con la única condición de ser un empresario de verdad.”

 

ROBERLO 2021

Dejar respuesta