El sector toma decisiones

0
Los distintos actores de la automoción se posicionan y hacen frente a la situación creada por el estado de alarma, en los que los ERTE tienen protagonismo.
h

Pese a que la situación cambia a medida en que nuestros gobernantes van tomando decisiones, la automoción, este importante sector productivo y su cadena de valor (el 10% del PIB y el 9% de la población activa) va tomando posiciones con las que afrontar la situación del estado de alarma debido al coronavirus.

Fabricantes de componentes

Stand de Lizarte de la pasada feria Rematec

Los fabricantes de componentes intentan seguir operativos para poder atender a sus clientes, en ese sentido, Lizarte ha informado de que “ante las adversas condiciones actuales, desde Lizarte tenemos el deber y la determinación de garantizar el máximo nivel de servicio posible a nuestros clientes. Por el momento y mientras podamos garantizar la seguridad sanitaria de nuestros empleados, estamos trabajando con normalidad y totalmente operativos. Estamos ejecutando un plan de contingencia de suministro, que pasa por una mayor producción y envío de material a nuestros almacenes en todos los países para garantizar el suministro a nuestros clientes. Si las condiciones del entorno exigen que tomemos nuevas medidas las pondremos en su conocimiento de manera inmediata. Entre tanto, no dude en dirigirse a nosotros si tienen alguna duda o necesidad especial”.


Industrias Dolz, por su parte, logró reiniciar su producción en su planta de China, sin embargo, la situación de la planta de Castellón está en estos momentos parada, dado que en el momento del establecimiento del estado de alarma, coincidió con las fiestas locales (La Magdalena, que se cancelaron, al igual que Las Fallas); así, muchos empleados se tomaron vacaciones y otros departamentos pueden establecer el teletrabajo; falta ver, transcurridas las fiestas, la decisión oficial que toman en adelante.

Desde bilstein group, la filial en España del grupo alemán, se nos explicaba ayer que siguen operativos en su planta de Zaragoza, para dar servicio a sus clientes. Y por su parte, ese es el espíritu del resto de integrantes del Consorcio Aragonés, CAAR, como explicamos aquí.

Distribución

Serca recomienda el cese de actividades

La distribución sigue en marcha para asistir a sus clientes los talleres, aunque presentan discrepancias; la patronal comenta qué medidas esperan ser aplicadas, ANCERA lo explica muy claro: no han recibido instrucciones del Ministerio, con lo que en principio no se paraliza su actividad. En ese sentido, podemos hablar de la postura de Grupo Cartés, que afirma seguir totalmente disponible a través del área privada de clientes de su web, así como por teléfono, con entrega mediante su servicio logístico habitual, pero importantes compañías como Vemare, que inicialmente establecía apertura de sucursales para el suministro a los talleres, ayer mandaba un comunicado a sus clientes para informar del cierre “hasta nuevo aviso” a partir de mañana. Similar ha sido la postura de Grupo Serca, que explicamos aquí, recomendando el cese de todas las operaciones propias de la distribución del Grupo.

No sólo hay cese de actividades, en algunos casos se han recibido comunicados de retención unilateral de pagos por parte de algunas empresas clientes de la distribución, hasta que se clarifique la situación.

Talleres

La postura de los talleres es confusa, como ya informamos, si bien CETRAA y CONEPA entienden que, aunque en función del RD deberían poder abrir, reconocen la irregularidad de la situación en determinadas provincias, donde los FFCCSSEE han conminado a los talleres al cierre; además, y muchos de los talleres que abrieron, posteriormente han decidido cerrar. Estas dos entidades (afortunadamente ya unidas y trabajando coordinadamente en esta situación) están en permanente contacto con los interlocutores gubernamentales (trabajaron hasta la madrugada del domingo para analizar los pormenores de los anuncios y documentos en todas las comparecencias), para esperar una respuesta oficial ante la actividad o no de los talleres. Las entidades como FACONAUTO o GANVAM tomaron la postura contraria aconsejando el cierre, al igual que la cadena NORAUTO o FEU VERT, que decidieron cerrar desde el lunes.

No obstante, entre los centros de reparación que siguen operativos, hay casos encomiables de solidaridad, como talleres Vintage Car Paint que, como refiere Navarra.com, ofrece limpieza gratuita con ozono a los vehículos de servicios públicos: Policía, Bomberos, Taxis y servicios sanitarios.

Por el contrario, y antes de esperar al RD de ayudas económicas para paliar la situación, hay redes de talleres que también han anunciado a sus proveedores el bloqueo de pagos unilateral hasta nuevo aviso.

ITV

Por su parte, algunas entidades como AECA-ITV y AEMA-ITV solicitan al Ministerio de sanidad la suspensión de actividades de manera inmediata.

Constructores

Sí han decidido parar sus plantas multitud de constructores de automóviles aplicando distintas medidas (ERTE en muchos casos) para hacer viable la situación (PSA, Grupo Renault, ToyotaLexus, Seat).

Esperando

De hecho, los ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) y los planes de ayudas, cuyo RD se espera se haga público en el día de hoy, ya que hay Consejo de Ministros, podrían suponer un cambio de escenario y de postura para algunas compañías (cuyo objetivo fundamental es garantizar la supervivencia de la empresa).

Hay que ver cómo se establecen y aplican en un momento en el que ya se han cerrado fronteras terrestres anunciado por el Ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska (si bien la Dirección General de Transporte Terrestre ha decidido eximir temporalmente y en todo el país del cumplimiento de los tiempos de conducción y descanso a los transportistas de mercancías, para garantizar el suministro a hospitales, farmacias, supermercados y gasolineras ante la crisis del coronavirus). Nada se dice sobre otro tipo de suministros, importante teniendo en cuenta la necesidad de abastecimiento de los fabricantes y la labor de los distribuidores en las entregas de ‘última milla’. Ese cierre fronterizo (pese a que el tráfico aéreo o al marítimo siguen abiertos de momento,) podría implicar una ralentización de recepción de mercancías para stock.

Escenario cambiante

En cualquier caso, no está dicha la última palabra, en unas circunstancias atípicas, cambiantes e inquietantes por las incertidumbres, y que (como han dicho los ministros en las diversas comparecencias) podría prolongarse más allá de estos 15 días.

Seguiremos informando.

Dejar respuesta