MSI Ibérica: El mercado de VO caerá en España un 43% en 2020

0
El buen funcionamiento del mercado de Vehículo de Ocasión es esencial para un sector de la automoción poco halagüeño. Si bien 2020 será negativo, se esperan una ligera recuperación en 2021.
h

Recientemente, pudimos asistir al Seminario MSI sobre la tendencias y precisiones del mercado de Vehículo de Ocasión en el 2020-2021. Con una excelente ponencia a cargo de Javier Armenteros, se han revelado algunos datos acerca de un mercado de VO, un ecosistema que actúa como un potente dinamizador económico para el sector de la automoción. El elevado número de transferencias anuales perpetradas en los diferentes canales de venta suponen un elemento indispensable para todo el sector debido a su alta rentabilidad y estabilidad. De hecho, la tendencia está cambiando y los diferentes actores de la automoción se están acercando cada día más a un mercado en el que los empresarios tienen más capacidad de decisión, es decir, decidir el dónde, cuando y a que precio se vende. Para que nos hagamos una idea de la importancia del mercado VO para el sector, los datos indican como solo el 15% de las ventas de vehículo son a cliente nuevo. En el resto de operaciones, siempre hay un vehículo al que se le debe dar salida. Si este mercado no estuviera bien engrasado, la consecuencia directa significaría un claro descenso de las ventas y las matriculaciones de Vehículo Nuevo. Y si se va al garete el mercado de VN, todo el sector sufrirá mucho más.

Las cifras de MSI predicen un descenso de un 43% y 626.000 en transferencias totales para este año en España. Los datos en los otros cinco países más potentes de Europa siguen la misma línea e indican una más que probable caída en transferencias en torno al 30%, es decir, más de un millón de transacciones no realizadas en cada país. La cifra total de caída del mercado podría superar los 7 millones de transferencias no realizadas. De forma generalizada, se espera que a lo largo de 2021 haya ligeros repuntes en todas las franjas de edad de los vehículos de ocasión. Sin embargo, las cifras también anuncian que no será hasta 2022 cuando podamos recuperar los volúmenes comerciales que teníamos antes de toparnos con el Covid.

Sin lugar a dudas, los vehículos de 4 a 5 años de antigüedad serán los que mejor amortiguen la caída. El mercado más grande por edad, de 6 a 10 años, será el que sufra una caída de ventas más aparatosa, aunque también, uno de los segmentos con mayor capacidad de recuperación. El número de ventas de los vehículos más nuevos y, por ende, los más caros, vivió en 2019 un claro estancamiento. Por lo tanto, esta crisis sanitaria y económica acusará esta tendencia con caídas significativas en este año y una lenta recuperación en 2021. Cabe destacar como hay un enorme porcentaje de transacciones de vehículos de más de 10 años, un iluminador dato que constata el mal endémico que supone para el sector tener un parque tan envejecido.

Si tenemos en cuenta el canal de venta en este interesante mercado, podemos ver como tanto las empresas de alquiler como las de renting, actores secundarios del mercado, sufrirán fuertes caídas en 2020. Debido a su imperiosa necesidad de dar salida a las grandes flotas que poseen, se verán forzados a venderlos al precio que sea creando una situación totalmente anómala que provocará una sobresaturación de vehículos jóvenes en el mercado.

Particulares y profesionales se reparten el gran pastel de venta de ocasión. Los profesionales cuentan con una gran mayoría de vehículos comprendidos en la franja de 6 a 10 años, cuentan con un stock más flexible y reducido y se esperarán a obtener los beneficios deseados por la venta. La gran mayoría de ventas entre particulares, en cambio, se centran en el mercado de los coches de más de 10 años y, pese a la caída que se vivirá en 2020, se muestra como una parte del mercado más estable.



También te puede interesar:

Dejar respuesta