GiPA habla del estado del sector y de su recuperación

0
En su ponencia inicial de la tercera jornada del Serca Digital Meeting.
h

Siempre es una de las ponencias más esperadas y no ha defraudado. Fernando López, CEO de los analistas GiPA realizó esta mañana en el Digital Meeting de Serca una presentación en la que se ofrecieron innumerables datos para analizar el estado del sector y de su recuperación.

De máscara a mascarilla

Empezó la intervención con un guiño televisivo para hablar de la comparativa del sector pre y post COVID (la máscara de la popular serie ‘La casa de papel’ y la mascarilla quirúrgica). El status lo analizó en base a las bajadas de matriculaciones, que en enero eran del -14% y para decir que se terminará el año con un 33% menos. Habló de parque (con 11,2 años de media) y de las repercusiones para la posventa: un parque envejecido que se espera llegue a 2022 a una cifra de 22.440.000 vehículos, parque circulante que, por suerte, no decrece. Y en el que la pandemia ha acelerado el crecimiento del vehículo alternativo (del 12% de las matriculaciones en 2019 al 22,5% el año 2021).

El sector es muy resistente

Esa fue otra de las afirmaciones de López, basándose en la cifra de antigüedad del taller (una media de 20 años, en el que el 5% tiene 50 años), donde se han visto cierres (aunque algunas son por jubilación), pero también aperturas “aunque las cosas vayan muy mal, aguanta como ya pasó en 2008”, dijo.

Tampoco ha habido despidos, en parte por el apoyo de los ERTE, o sea que se mantienen las estructuras sin deshacerse de productivos. En base a sus datos, tampoco crecerá la morosidad en su conjunto, aunque haya habido problemas, más de la mitad de los profesionales no han tenido problemas de liquidez.

Sí ha habido problemas con los suministros de piezas, según reflejan las quejas expuestas por el taller en parte debido a las bajadas de personal (reduciéndose el número de entregas) o de disponibilidad, aunque la distribución no ha incrementado precios para compensar y tampoco se han planteado cambios de proveedores, aunque haya habido que buscar alternativas puntuales en faltas.

Qué va a pasar

Lo más difícil es hacer previsiones, con un escenario con grandes incertidumbres, pero sí se ha visto que las tiendas, ante la grave situación han bajado los stocks para no tener pasivos inmovilizados “¡chapeau!, se ha reaccionado bien, a diferencia de 2008”, alababa López.

Sí hablaba de reducción de kilometraje medio: si en 2019 era de 12.646 Km, en 2022 se va a reducir a algo más de 11.000 Km (comentando que en 2021 va a aumentar un 15,3% pero es un dato de falso positivo ya que hay que contemplar la comparativa con un año de confinamientos donde va a llegar a caer hasta los 10.000 kms/año).

Se espera que en 2021 dicho kilometraje todavía sea un 8,9% inferior al recorrido en fechas pre-covid por efecto del teletrabajo, la situación económica (se espera aumento del desempleo, con lo que se reducen los desplazamientos de trabajo y ocio), aunque no se aumentará el transporte público que es visto como un lugar con riesgo sanitario.

Comentó el aumento de la petición de cita al taller (en el taller mecánico, por ejemplo, esto está cifrado del 58% al 71% comparándolo con 2019) lo que implica una mayor planificación de trabajo en el taller y, aguas arriba, de planificación de pedidos y logísticas con lo que se reducen las urgencias, reduciéndose el gasto en ese apartado para la distribución.

La luz tras el túnel

López explicó que el pronóstico no es igual en función de canales o familias de producto. Habló de una situación más desfavorable para las redes oficiales -3,3% en enero de 2023 (en el 2º semestre de 2023, se alcanzarán los resultados que tenían en 2019) que para los talleres multimarca independientes (en el 2º semestre de 2022 se alcanzarán los resultados de 2019) llegando al 3,6% de crecimiento en el conjunto de 2023.

El propio sector se ve capaz de resistir la situación sin tirar la toalla durante un tiempo (las tiendas creen que pueden aguantar 1,7 años) y un tercio de los talleres están en una posición de plena confianza en el futuro.

Recomendaciones

Cauto en cuanto a recomendaciones, empleó un símil de competición: “la pandemia es un safety car que ha salido a pista frenando a todos. Hay que revisar que todo esté en orden (digitalización, stocks, logísticas, operativa interna) para ir poniéndose en una posición ventajosa para que, cuando se retire, poder dar el acelerón. Ojalá en la meta veamos una línea de 3200 tiendas-bólido”.

También te puede interesar:

Serca Digital Meeting: capacidad de adaptación ante la electrificación y el vehículo conectado

 

 

Distrigo

Dejar respuesta