En portada: Pablo Parra (Vemare)

0
Nos reunimos con Pablo Parra, director general de Vemare, en su sede central de Getafe, uno de los dos miembros de la familia Parra que trabajan en la compañía; queríamos charlar con él con motivo del 65 aniversario de la andadura de lo que hoy es Vemare.
h

Pablo Parra nos contó los pasos más importantes del pasado, el presente, y su visión de las actuales cuestiones que atañen al sector, pero, sobre todo, los hechos diferenciales que hacen del recorrido de Vemare en el mercado el referente que es.

Aunque el perfil de comunicación de AD Parts es bajo, nos encontramos con un Pablo tan tremendamente abierto y colaborador como siempre. Y “muy Zen”, como nos dijo, atento al desarrollo de los acontecimientos del mercado, pero sereno y positivo, nos explicó las bases de la compañía, sus valores, y su modo de hacer.

CUMPLEAÑOS FELIZ

Cuando llegamos, vemos presidir en la central el logotipo del aniversario, en el exterior, en el interior, y nos explican que lo han incorporado por doquier, para compartirlo, porque el 65 aniversario es importante, claro: “sobre todo, es un agradecimiento a todos los que lo han hecho posible a lo largo de los años, empezando por mi padre, los equipos que han dirigido fenomenal y centenares de personas que han volcado su máximo esfuerzo para ser lo que ahora somos. Y también es necesario que reine la tranquilidad, puesto que los que estamos en una posición de tomar decisiones estratégicas debemos procurar que sean de futuro, reflexionadas con tiempo, porque lo que hacemos puede tener repercusión en el mercado”.

Cuenta que para ellos 2020 iniciaba como un año especialmente bonito y que es una pena que haya coincidido con la pandemia y con noticias de compañías importantes que no atraviesan buenos momentos.

“A TU LADO”, VALORES

Nos habla de su slogan registrado, que acompaña también el anagrama del aniversario; llevan muchos años con él, y nació pensando en la cercanía con los clientes, pero ahora integra a todos: empleados y proveedores. “No hay nada más bonito que tu empresa esté ‘a tu lado’ como persona, ya que eres parte de ella; y también estamos al lado de los proveedores: Vemare es una empresa muy fiel a los fabricantes que tanto han ayudado a la compañía en estos 65 años. Y es que ahora parece que este mensaje ya no vale, parece antiguo. Es fundamental adaptar la empresa a todas las novedades, pero no hay que confundir lo nuevo que llega con lo que siempre te acompaña y te hace diferente”. Eso nos

lleva a hablar de valores y explica cómo, hace unos años, entre un grupo de 20 personas de la empresa diseñaron los de Vemare, que son cuatro: Atención al Cliente Excelente (todos alineados en mejorar su satisfacción), Honestidad (transparencia en negociaciones, sinceridad con los planes de trabajo, con las personas y ellos de manera reciproca con la empresa, con los clientes), Compromiso (como oposición a una gestión laboral ‘antigua’, apostando por la confianza por encima del control, y también en el sentido de ayuda al compañero “generosidad en el esfuerzo”, en sus palabras; y nos señala que, al final, y aparte de las aptitudes, en Vemare se buscan buenas personas “cuando se logra, el equipo entero se beneficia porque se retroalimenta”, Orientación a los resultados (“trabajamos con objetivos, presupuestos y, desde hace tres años, con una evaluación del desempeño personal con revisión semestral”). Esos valores han sustentado la evolución de una compañía, que unido a la madurez de su actual líder (“estoy en mis cuarenta, buscando la eficiencia para poder competir, pero en un momento tranquilo”) les hace no caer en derivas empresariales poco adecuadas.

“No hay nada más bonito que tu empresa esté ‘a tu lado’ como persona, ya que eres parte de ella».

Si bien considera que Vemare incorpora distintas culturas empresariales por las compañías que se han integrado a la empresa, de las que han extraído enseñanzas, integrándolas, luego les han imbuido sus valores, lo que ellos llaman “Vemarizar”.

ANALIZARSE A SÍ MISMOS

Desde hace 3 años su departamento de Personas (antes RRHH) realiza encuestas de clima laboral entre los más de 400 empleados, obteniendo una nota muy alta, que ha crecido a un 8,6. Y van a por el 10. Y también la hacen entre los clientes. “El proceso de análisis para la mejora es muy importante; en el recambio existe una tendencia a creer que todo lo hacemos bien y son los demás los que con sus prácticas (son muy agresivos con el precio, etc.) distorsionan. Hay que mirarse y sacar defectos. Creo que, y eso es un rasgo muy de mi padre, hay que tener la objetividad necesaria para saber que tenemos mucho que mejorar como empresa y como individuo. Uno puede trazar una directriz que puede parecerle perfecta, pero lo que importa es cómo es percibida, y lo que se busca es que ambas impresiones estén lo más alineadas posible. Tras las encuestas, trazamos planes de mejora y funcionan, porque aspectos más flojos, han ido a mejor”.

SER CONSECUENTE

Habla de que dotar de información a los profesionales supone generar esos conocimientos que ayuden a llegar a los objetivos definidos y que, en su compañía, realizan reuniones internas para ajustar mejor la canalización de la información en todos los ámbitos, para que así sea, “porque hay que ser consecuente en todos los valores que tenemos, si decimos públicamente que estamos orientados a los resultados, para lograrlos el equipo deberá tener conocimientos sobre su seguimiento, si no, el concepto está vacío de contenido. Nosotros les decimos a los clientes que ‘vamos con el DNI en la boca’ que explicamos quienes somos desde el primer momento; Las estrategias se adaptan al mercado los valores no. Es posible que haya cosas de la compañía que no gusten, y trabajamos para mejorarlas, pero no vamos a cambiar nuestros principios, porque éstos nos definen y nos acompañan”. Afirma que el error no se puede eliminar de forma absoluta, pero que, si hay que equivocarse, que sea por haber defendido tus principios.

«Hay que tener la objetividad necesaria para saber que tenemos mucho que mejorar».

 

COMPETITIVIDAD

El momento es competitivo, admite, con amenazas que antes no existían, pero sus 65 años implican experiencia en ver que ha habido otras amenazas que parecían letales y que después se han logrado superar. Sabe que se necesitan fórmulas de mejora, pero insiste en que el mercado está actualmente enfocando demasiado la competitividad hacia el precio “y eso pese a que en todos los análisis o estudios este concepto está en el cuarto o quinto lugar de lo que le importa realmente a un taller; a nivel general se están perdiendo conceptos muy importantes que realmente son clave, según nos dice el taller”. Insiste en que el planteamiento de Vemare parte de trabajar junto con los clientes en la mejora de la gestión del negocio y su rentabilidad “nuestra base de clientes es de más de 5000 talleres, por lo que hemos creado multitud de elementos muy flexibles que hacen que estén contentos por muchos aspectos distintos, algunos de ellos, relacionados con la eficiencia en gestión, esto nos ha proporcionado muchos clientes satisfechos, tremendamente agradecidos de que nos hayamos sentado con ellos para mejorar esto y no sólo centrarlo en su precio de compra porque, siendo mejor en lo que proponemos, el taller puede ganar muchísimo más dinero comprando incluso igual”. Esos aspectos también son los que se trabajan con los fabricantes “las reuniones que tenemos son más de logística, márketing, compartir visión, que de precio”.

INNOVACIÓN Y BÁSICOS

Al hilo de esta cuestión, nos cuenta que se habla mucho últimamente de innovación en la posventa, y que la compañía ha llevado a cabo proyectos innovadores, pero que están viviendo un proceso de regreso a los principios empleando los datos internos que ellos manejan “hay básicos que se dan por supuestos y que hay que revisar continuamente: atender la llamada con excelencia, minimizar errores en el envío de un pedido por ejemplo; Analizamos el Call Center, y los 170 profesionales capaces para atender, las llamadas perdidas por franja horaria, niveles de errores, porqué unos se equivocan más que otros para reforzar procedimientos y fortalecer la formación…El principal motivo de accionamiento de nuestros planes es el cliente. Estamos muy ocupados en conocer qué necesitan nuestros clientes y cómo conseguimos dárselo y eso, en muchas ocasiones, se conoce a partir de la recogida de datos en nuestras visitas sobre el terreno, con las encuestas, estando a su lado”.

Explica que su trabajo es hacerlo cada día mejor y eso lo dicen los clientes con las cifras, manteniendo la ambición de incrementar la cifra potencial de facturación, pero desde sus valores fundamentales.

DEFENDER EL CANAL

Continúan creciendo (pasaron de 50 millones de euros a 75 en los últimos 5 años) habiendo respetado el canal, tienda a taller, y taller a particular “conocemos tiendas en las que el 40% de la facturación es venta desde mostrador. Este no es nuestro enfoque. Vendemos a tiendas asociadas, a no asociadas, a talleres y a empresas. Desde el 11 de marzo nuestras sucursales están cerradas al público, lo que nos ha permitido eliminar tiempos con particulares que entraban de la calle centrándonos aun más en el taller. Esta defensa clara del canal es el motivo por el que más clientes captamos, entendemos que generamos confianza”. Cuenta Pablo que, en algunas localidades en las que han están presentes recientemente mediante la compra de una empresa, la venta al particular era lo habitual, pero aplicaron su máxima y han conseguido cambiar esas ventas de particulares a profesionales; y nos menciona una frase de Ghandi que usa en sus reuniones de equipo: ”la felicidad viene cuando se alinean lo que piensas, lo que dices y lo que haces”, explicando que, en la actualidad, está “muy Zen” porque están consiguiendo llegar a estos niveles de alineamiento, algo que, reconoce, también es fruto de haber tenido al lado a su padre “es un referente muy importante de serenidad que ayuda a mantener una actitud en la que hay que relativizar la impulsividad que generan las preocupaciones del día a día para transformar ‘la queja en crítica constructiva’, la energía negativa en positiva”.

CONCENTRACIÓN

Esa actitud es la misma con la que contemplan los actuales movimientos de la distribución: “conocemos operaciones que se están dando en el mercado, algunas nos gustan como modelo y otras no; antes eso me ponía nervioso. El momento de serenidad actual llega con la idea de que, como director general y como miembro de la familia propietaria siempre decidiré lo que sea mejor para Vemare: lo que provoque que la compañía perdure y prevalezca cuantos más años, mejor, porque en ella están involucradas 400 familias y me educaron pensando en que van por delante de la nuestra. Esto se traduce en crecer, desarrollarse, en el respeto a los valores y formas del que se pueda interesar; luego tendrá que darse un acuerdo económico. Pero no será nunca una mera transacción empresarial”. Nos dicen que hoy no tienen esa necesidad. Y menciona el movimiento producido en el interior de AD Parts, que ha hecho que el Grupo sea más fuerte “¿Que si van a producirse más movimientos así en el grupo?, pues lo iremos viendo. Desde 2011 mi familia es la única propietaria de la empresa, y cuidamos este proyecto con mimo, pero tenemos decidido que si llega un momento (que no es el caso aún) en el que haya que tomar una decisión de ese tipo, siempre será para hacer lo que sea mejor para Vemare, aunque suponga ‘perjudicarse’ como familia; mi padre ya nos inculcó que los intereses de la empresa están por delante de los de la familia”, nos dice. También habla de que en las empresas que no atraviesan buenos momentos debe dejárseles cancha a los gestores para que puedan dirigir. “Una compañía puede gestionarse con beneficios y con pérdidas, no hay que anunciar el cierre de nadie, porque de un momento difícil se puede salir. Y es criticable que determinados medios anuncien cierres antes de tiempo”.

EL FUTURO

La actual situación no es fruto de la casualidad: “Si hemos crecido y hemos llegado a este punto es por la inversión realizada, que ha sido enorme, porque creemos en el sector”. En adelante, pese a que se reserva precisar mucho la estrategia, nos cuenta “tenemos mucho trabajo por hacer siguiendo el lema de ‘A tu lado’. El pasado 2019 iniciamos una actividad nueva que se denomina ‘Encuentros’ en las distintas zonas geográficas con grupos de 15 talleres, para llevarles datos del sector (parque, matriculaciones, consumos…) y analizarlos juntos. Vemare no va a invertir un euro en algo que no suponga un beneficio para los clientes y les ayude a tener el futuro más asegurado”. Fruto de esas reuniones, tienen un volumen de información con la que perfilarán las ideas que desarrollarán. “Se debe procurar tomar buenas decisiones a corto, para poder plantearse el futuro a largo plazo; centrarse en lo que es el núcleo del negocio, hacerlo realmente bien. El volver a los básicos del que hablaba antes también para el taller: quizá no querer ir a volumen de reparación sino a reparaciones muy bien hechas, con buena previsión del recambio, buena información técnica, dedicándole unos minutos al cliente…y aunque se piense que se está haciendo bien, quizá sea mejor preguntarle al usuario del automóvil y volver a mejorar…”.

SIN PRISA PERO SIN PAUSA

Nos explica que es muy importante la escucha y la reflexión para tomar decisiones. Hay que trabajar los aspectos que hacen que la confianza de los clientes se incremente, les fidelice, compren más, siendo innovadores en soluciones, nos cuenta,…pero sin prisas que conducen a errores “una de las cosas que gusta mucho en nuestra compañía es que no tenemos prisa, queremos que los clientes nos compren porque han elegido nuestra propuesta de valor porque se sienten cómodos con ella, racional y emocionalmente. Estamos aquí para quedarnos, y les contaremos lo que hacemos cada vez mejor para llegar a ellos aportando soluciones.”

CELEBRACIÓN 

Las acciones de Vemare para celebrar el 65 Aniversario son diversas pero, nos explica “algunas las hemos tenido que cancelar y otras posponer. Mantenemos algunas, por ejemplo, con clientes tenemos el sorteo de un MINI, tres scooters y 12 iPhone. Con el personal hemos compartido el aniversario haciendo que el día del cumpleaños de cada persona del equipo fuera especial, ofreciendo la tarde libre y regalando dos entradas de cine”.

Y es curioso que, a los 65, el año de la jubilación para las personas, para Vemare es justo todo lo contrario: una empresa que está más viva y fuerte que nunca “la historia está escrita para que los integrantes actuales ayuden a seguir desarrollando Vemare, y en ello estamos”, termina Pablo Parra.

Puedes acceder a esta entrevista en papel, aquí.

También te puede interesar:

Cromax y Vemare forman en digitalización y gestión KPI a sus clientes

Dejar respuesta