A fondo con David Bassas y Carlos García, de NGK-NTK

0
Comentan con nosotros el final de su ejercicio y la perspectiva para este 2021.
h

Una compañía con un equipo bien engranado, eficiente y muy trabajador, liderado por un directivo entusiasta. A punto de cerrar su ejercicio, nos hablan de resultados, muy positivos de nuevo, algo que resulta estimulante y motivador en esta época de incertidumbre.

NGK-NTK es una compañía de origen japonés, y sus ejercicios finalizan en marzo. Poco antes de terminarlo, charlamos con David Bassas, director general de Iberia y Western Europe, y con Carlos García, director de marketing y operaciones Iberia, y lo que nos cuentan no puede ser más positivo: buenos resultados de nuevo, y satisfacción porque son gracias a la mejora del trabajo realizado con los clientes, entre otros factores.

Un contexto con menos nubarrones

De las primeras cosas que nos cuenta Bassas es que, si bien no es de los rabiosamente optimistas puesto que, en su opinión, el inicio de la recuperación no empezará hasta después del verano, no cree que la posventa tenga un escenario tan duro como el de 2020 “Las cifras de ventas de vehículos nuevos han sido muy bajas pero están circulando vehículos de segunda mano algo que, para nuestro tipo de producto, no es malo, aunque sí lo pueda ser para otras piezas de reparación. En general, y con toda la prudencia, no veo una situación tan drástica como la que tuvimos en 2020 en la que se estuvo dos meses sin actividad”.

Admite que algunos actores deberán modificar sus previsiones para este año, si se hicieron en los periodos de máxima actividad tras los confinamientos, pero en los primeros compases de este 2021, en sus reuniones con los distribuidores y grupos, hay una coincidencia en una mejora de resultados “existe una concentración del negocio, quizá fruto de las bajas de algunos nombres propios, la complicadísima situación que otros actores están atravesando y las consolidaciones producidas en determinadas zonas; esto, aunque no es nuevo en el mercado, ha supuesto que a algunos distribuidores (y a algunos fabricantes) les haya ido muy bien. No todo son malas noticias, la crisis va por barrios”.

Recogiendo la cosecha…

Pese a no tener cerradas las cifras finales, lo que se atisba en los resultados de la compañía son, de nuevo, números muy positivos “Estamos contentos, aunque parezca osado decirlo en la actualidad; nuestra situación se debe a recoger el fruto de toda la labor iniciada hace ya tres años: focalizarnos mucho en las posibilidades de negocio de nuestros productos (en calentadores éramos terceros y ahora somos primeros porque es un producto que, pese a toda la controversia con el diésel, sigue necesitándose en el parque), seguimos ampliando nuestro portafolio (con sensores donde estamos alcanzando una presencia muy importante), creciendo también en clientes en número y en productos

ofertados”.

…y plantando nuevas semillas

No se quedan ahí, siguen planificando más acciones para continuar con sus resultados positivos “ya os puedo adelantar que en la segunda mitad del año lanzaremos un nuevo producto: seguimos impulsando nuestro negocio porque entendemos que nos queda recorrido; cuesta decirlo en un momento tan delicado, con tantas dificultades en el mercado; mantenemos los pies en el suelo, pero sin perder de vista la posibilidad de ir más allá”.

Les comentamos que es muy estimulante referir trayectorias positivas incluso en estos tiempos convulsos y nos cuenta Carlos García “Podemos decir que va a ser de los mejores años, si no el mejor, en resultados de la compañía; es verdad que hay muchos factores: hemos reducido el gasto en viajes, hemos hecho ajustes internos, pero cuidando el aspecto de comunicación (que es una de las primeras partidas que muchos fabricantes sacrifican) porque creemos que, precisamente ahora, es muy importante; al no haber ferias del cliente, hemos podido mantener la inversión planificada. Es verdad que en mayo teníamos la certeza de cual sería la evolución del negocio pero, ya desde junio los resultados se incrementaron de forma espectacular”.

Explica David Bassas que en los momentos más difíciles los clientes se dirigieron a ellos en busca de apoyo, y que se les propusieron diferentes alternativas de apoyo en las ventas (aunque no el aplazamiento de los pagos) y que no ha habido un solo problema al respecto, incluso ha habido clientes con los que se ha crecido un 20%: “es fruto de una estrategia pensada y fundamentada”.

Aprendizajes

Nos cuenta Bassas que el sector ha realizado aprendizajes fruto de la necesidad: la digitalización ha supuesto establecer nuevas fórmulas de contacto “Las reuniones virtuales están a la orden del día, cada vez más mejoradas, aunque es verdad que, en cuanto sean posibles las reuniones sectoriales presenciales, habrá un ‘boom’ aunque imagino que pasará después a normalizarse e integrar esas nuevas fórmulas de relación en el día a día del sector, desde luego en muchas de las reuniones internas de las compañías, aunque haya que hacer alguna presencial”. Comenta que, una vez el COVID como preocupación primera desaparezca, volverán a adquirir importancia aquellos temas que no se han resuelto pero están en un segundo plano: online, logística, etc. y coincidimos en señalar que el periodo de parón de la actividad debido a la pandemia que ha sido aprovechada por muchas compañías para realizar formación.

Los encuentros y las ferias

Reconocen que el momento actual no es propicio a los encuentros presenciales “de hecho, y lo sé por haberlo comentado con otros fabricantes ajenos al sector, muchas de las ferias en formato presencial de IFEMA se han cancelado y, honestamente, creo que no tiene sentido hacer una feria digital. Quizá si se aplaza a una fecha más allá de abril pueda realizarse pero, en lo que a NGK se refiere, nuestra presencia como expositores dependerá de cómo se perfile la feria. Ya comenté con David Moneo que no veo a NGK como un expositor tradicional, no somos una marca que busca mercado, y realicé algunas propuestas de cómo podríamos colaborar con la feria, quizá desde una vertiente técnica, porque nuestra voluntad es apoyar eventos como éste, pero nuestra participación en una feria virtual no la vemos y en una tradicional, si no plantean otra manera de participar, no estaremos aunque sí la visitemos”.

Trabajo interno y visibilidad externa

Explica Bassas que los resultados son positivos porque hay mucho trabajo y entusiasmo detrás “los resultados positivos, fruto de una estudiada estrategia previa, retroalimentan nuestra pasión por lo que hacemos: debatimos hasta que fijamos el camino a seguir y, entonces, vamos a por todas: las reuniones mantenidas con los distribuidores este año las habíamos preparado ya en noviembre de 2020 y han supuesto muchas horas de trabajo interno perfilando las necesidades, para tener todas las respuestas, ante cualquier cuestión, sin fisuras, meditadas”. Además habla de la fortuna de tener un equipo bien engranado, algo que es muy difícil de lograr.

Y termina diciendo “cuando se avanza de forma sostenida en el tiempo implica capacidad de análisis y previsión; puede que en algún momento se produzcan factores que favorezcan pero, si no se saben aprovechar, de nada sirve y, por otra parte, hay que saber superar los inconvenientes con una respuesta sensata”.

Y en ello siguen.

Puedes acceder a este reportaje completo, aquí.

Distrigo 2021

Dejar respuesta