Diego Sánchez, gerente de Dyler, nos habla de su realidad

0
Dyler se especializa en determinados proveedores e incorpora todos sus productos, para garantizar una colaboración intensa y efectiva. Su compañía es sólida, importante y bien asentada en el sector. E iniciarán el piloto de un proyecto del Grupo interesante para los talleres.
h

Como ya adelantábamos, estuvimos hablando con Diego Sánchez, gerente de Dyler, nos explica la vivencia de 2020, cómo ve el sector y la posición actual de su compañía en la que van a iniciar un proyecto de apoyo al taller como pioneros en el grupo al que pertenecen, HolyAuto.

2020, superando obstáculos

Nos cuenta Diego que la situación, afortunadamente, era normal; 2019 se había cerrado como los años anteriores, con un crecimiento sostenido (casi un 4%), con estabilidad en resultados, proveedores, empleados y estrategias.

Al iniciarse 2020, pensaban afrontar un año con la misma estabilidad, pero la pandemia lo cambio todo. “Llevo casi 40 años trabajando y ha sido la época más anómala y sorprendente que he vivido. En todo este tiempo he tomado todo tipo de decisiones con todo tipo de resultados, pero siempre tras conocer una situación; la diferencia era que el entorno era cambiante de un día al otro. Aparte de la incertidumbre (personal y profesional) de hacia dónde iba a evolucionar todo, la inseguridad de la decisión tomada era tremenda. En mi vida podía imaginarme que me leería tanto el BOE. Hablaba a diario con Manolo (gerente de Holy Auto) con colegas de otros grupos, con proveedores, etc… para ver cómo afrontarlo. Nos hicimos todos expertos en acrónimos: ERTE, ICO, EPI, PCR, etc…”, explica.

Un gran equipo Lo primero que se hizo una vez decretado el confinamiento y se aclaró que se pertenecía a un sector considerado ‘esencial’ fue proteger al equipo, organizando burbujas, como en el ‘call center’, donde se desplazó a un par de personas ‘teletrabajando’ y se mantuvieron otras dos en las oficinas; la burbuja más cercana de Sánchez le planteó que debía estar protegido en casa, y es lo que hizo “es emocionante que te digan ‘tú no te preocupes, pero el que no puede ponerse enfermo eres tú, así que ve a casa que nosotros nos encargamos de solucionar lo que sea la verdad es que cuento con un equipo brutal’”. Se enorgullece cuando habla de su equipo, motivado, implicado, profesional y que aporta soluciones.

Hubo que aplicar ERTE, y se puso un retén para no cerrar “Teníamos unos pocos talleres que estaban trabajando mucho (coches de policía, de sanitarios y, al ser los únicos abiertos, recibían mucho trabajo genérico) y había que atenderles”. Su talante es de empresa familiar y todos hacen de todo cuando se necesita “Nuestros comerciales se pusieron a hacer reparto sin problemas, porque ellos mismos prefieren no fallar en servicio”.

Solidez

También cuentan que, en ese primer momento, pidieron un crédito ICO, aunque no fue necesario utilizarlo y aún está íntegro en saldo y también ofrecieron ayuda a los proveedores “Pedí el ICO porque no sabíamos cómo iba a ir todo; hubo cartas de los proveedores recordando que había que seguir atendiendo pagos y lo que me asustaba era la liquidez por si se producía una avalancha de impagados; vimos acciones de otros distribuidores anunciando que no se iba a pagar y nosotros, aún sin emplear el capital del crédito y pese a que sí hubo un pequeño repunte de impagos, atendimos todo, porque nuestra situación financiera era (y es) sana. Además, en Holy Auto comunicamos a los proveedores que no tenían que aplazar pagos y que, si lo necesitaban y nos aplicaban un pronto pago, podíamos hacer el abono al contado, aunque ninguno lo empleó”. Ante la negatividad reinante en ese momento intentaban con esa acción ganar credibilidad, y remarcar la gran solidez de la compañía, que ha mantenido al equipo incluso con el parón de actividad de Cataluña, por las medidas de movilidad restrictiva: “es cuestión de aguantar el chaparrón; nuestra empresa tiene una solidez tremenda, nuestro stock rota rápidamente, y ese status es conocido por nuestros proveedores”.

Un espejismo momentáneo

Reflexiona sobre la operativa diaria cuando cuenta que, en ese primer periodo, notaron que se trabajaba sin las tensiones habituales, con más o menos el mismo servicio, aunque creen que pudo emplearse para aplicar eficiencia, criterio, aplicando medidas favorables a toda la cadena de valor y no se aprovechó: “Ha sido una pena que esa oportunidad de racionalizar la logística, y la política de descuentos, que tanto nos preocupa, se haya perdido y ya estemos en el mismo punto que antes; y los culpables somos nosotros, no nuestros clientes: la Distribución hacemos muchas cosas que el taller no nos ha pedido, porque creemos que eso nos hará mejores que la competencia”. Explica también que es injusto hablar del taller generalizando los aspectos negativos que son minoría y es contundente “tenemos unos clientes agradecidos, cordiales, respetuosos, serios, profesionales, uno de los mayores tesoros de la empresa”.

Multiespecialistas

Cuando nos habla de las cifras de facturación tras el confinamiento, que fueron buenas (como todos los veranos, aclara) y el cómputo global de la compañía al final del ejercicio, que es una bajada del 13%, señala el tema del servicio de los proveedores “creo que estoy en la media del sector. En verano no fue tan distinto a otros, lo que sí hemos notado es la falta de servicio de casi todos los proveedores (algunos no lo han normalizado”. Y es así porque la fórmula de trabajo es de monoproveedor y stock alto. “Dyler, objetivamente, maneja un circulante superior al de toda su competencia, por un tema de servicio. Si el proveedor falla más de lo normal, lo notamos más porque nos obliga a comprar en plaza y nos distorsiona el resultado”. Se definen como una tienda que tiene en la multiespecialización una particularidad que la hace distinta, aunque para dar servicio puedan suministrar piezas a sus clientes que no están dentro de su core.

Un nuevo ejercicio Nos comenta que la situación actual les ha perjudicado “mucha población en ERTE, teletrabajo y los confinamientos perimetrales (especialmente esto último, que sigue) malo para nuestro negocio, que vive de la movilidad”. Cuenta que los análisis de las cifras son muy delicados en la actualidad; podrían resultar excesivamente positivos de tener en cuenta las cifras de 2020, o algo decepcionantes, teniendo en cuenta las de 2019 con una perspectiva de recesión en 2020 (aún sin COVID) “la plancha y la mecánica de mantenimiento han sufrido por la reducción de movilidad. En 2021 se notará la recesión que ya llegaba, y también la pandemia. Por ello hay que analizar bien los ‘picos’ repentinos, porque pueden distorsionar el análisis, teniendo en cuenta además que la pandemia no ha remitido y puede llegar una cuarta ola que nos siga perjudicando”.

Decisiones

Consideran que, sea cuál sea la situación de mercado, hay que ocuparse en lo que está sujeto a su control, tomando las decisiones que se entiendan mejores, con la tranquilidad que le da su solidez financiera “Tengo que decirlo: esta empresa es muy buena. No es la más grande, pero puedo demostrar su solidez”. Y, de hecho, están con planes de crecimiento en familias: motores de arranque y alternadores (Original Pro, una marca de HolyAuto), sensores, sondas Lambda (NGK) y caudalímetros (NGK, MS e Hitachi). Le preguntamos el peso del Grupo en la toma de decisiones y nos cuenta “Cada día el apoyo de HolyAuto es mayor. Vamos de la mano absolutamente. Es una figura fundamental para nuestra empresa (como para el resto de socios) porque es nuestro proveedores nº1”.  Este año van a expansionarse con dos puntos de venta pero “lo estamos reteniendo porque hay algo que me preocupa más que la pandemia: que la ZBE (ZOna de Bajas Emisiones) de Barcelona se extienda a otras poblaciones, lo que afecta a los centros de las ciudades y la actividad del taller se traspasa a los polígonos. Quiero ver si la evolución de los talleres será que haya menos, pero más grandes, o simplemente se trasladen a polígonos, ya que eso determina mi estrategia y podría hacerme decidir por una u otra población, aunque esto de abrir centros se hace por la percepción del cliente, no por mejorar la calidad del servicio en sí”.

Puedes acceder a este reportaje completo, aquí.

Distrigo 2021

Dejar respuesta