Las asociaciones reaccionan ante la decisión de Stellantis de rescindir contratos

0
Tanto GANVAM como FACONAUTO tienen su particular percepción de la acción del grupo constructor.
h

El pasado miércoles, Stellantis anunciaba que “los acuerdos de venta y distribución de servicios de todas las marcas de la entidad se terminarán con un preaviso de dos años y la nueva red de distribución se seleccionará poco después, basándose en unos factores y objetivos clave. Los representantes de los concesionarios serán invitados a reuniones específicas para contribuir al desarrollo de los futuros planes y estrategia de distribución, contribuyendo a la construcción del nuevo esquema de distribución, puesto en aplicación en el marco del reglamento de exención por categorías (REC) a partir de junio de 2023”.

Según el Grupo constructor, todas las partes interesadas se beneficiarán de estos cambios: los clientes, la red de distribución y Stellantis. Los clientes podrán beneficiarse de un enfoque multimarca y multicanal con un gama mas amplia de servicios. Los concesionarios y las marcas de Stellantis, afirman, dispondrán de un modelo de negocio nuevo y eficiente destinado a crear sinergias, optimizar costes de distribución, incrementar el grado de satisfacción del cliente, y ofrecer adicionalmente oportunidades de negocio sostenibles, incluida una gama más amplia de servicios, líneas de producto, financiación y soluciones de movilidad.

Explican que con este nuevo modelo de distribución pretenden crear un ecosistema mas eficiente y sostenible capacitado para jugar su papel en la evolución del sector de la automoción.

Pero, ante este anuncio, las patronales GANVAM (Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos) y FACONAUTO (Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automóviles) han replicado dando su opinión de la repercusión para sus asociados.

La visión de GANVAM

En boca de su adjunto a presidente, Rafael Prieto, en unas declaraciones a la cabecera ABC, GANVAM ha llegado a afirmar que la decisión que podría afectar de forma directa a 50.000 trabajadores: ”Ha dejado en shock a muchos de los actuales concesionarios de las marcas, ya que se trata de un anuncio severo y un movimiento que se ha realizado con algo de nocturnidad”. Se trata, según Prieto, “de una decisión unilateral y que, según los contactos que tenemos desde la asociación con los concesionarios, no estaba sobre la mesa. Ha sido como anunciar un pre ERE que deja en la incertidumbre a miles de trabajadores”. Afirma “no dudamos de las razones apuntadas por Stellantis para adoptar esta decisión, pero creemos que las cosas que se haga además de ser buenas hay que hacerlas bien, con calma, sosiego, inteligencia y de forma cooperativa entre el fabricante y sus redes”.

El presidente de la Asociación Nacional, Raúl Palacios, ha afirmado que desde su patronal vienen impulsando la transición de los concesionarios hacia operadores de movilidad, apostando por un modelo más equilibrado de colaboración con los fabricantes. Palacios entiende que este cambio de paradigma derivado de la digitalización obliga a re enfocar el negocio de la distribución, tal y como se conoce hoy en día, dado que “pasaremos de vender hierro -en referencia al coche y sus piezas- a vender servicios, con la gestión del dato como nuestro principal activo”. Por ello, los parámetros que marcan el actual modelo de relación marca-distribuidor están en revisión en un mundo basado cada vez más en la movilidad y menos en el producto; un proceso que pasa por diseñar un nuevo modelo de distribución más eficiente, “tal y como el que planteamos en nuestro proyecto estratégico Ganvam NeXo, ecosistema 360 abierto y colaborativo orientado a proporcionar soluciones de movilidad a particulares, empresas e instituciones públicas”.

Las consideraciones de FACONAUTO

Por su parte, en FACONAUTO esperan que el proceso de reestructuración de las redes de las marcas Peugeot, Citroën, DS, Opel, Fiat, Alfa Romeo, Jeep, Lancia y Abarth, que ahora se abre también en España, se haga buscando el diálogo y el consenso con los concesionarios, que trabajarán, como es habitual, para ello y para asegurar la mejor atención a sus clientes, el tejido empresarial y el empleo.

Por su dimensión, las reestructuración anunciada es muy relevante, entienden, ya que afecta a 329 empresas, de los que dependen más de 1.200 puntos de venta y posventa, y a más de 35.000 trabajadores altamente cualificados en toda la geografía nacional, por lo que estarán vigilantes y acompañarán a los concesionarios en las siguientes fases de este proceso.

La Federación considera esencial que se salvaguarden las inversiones realizadas por parte de los concesionarios, así como que se asegure la capilaridad de las redes para seguir prestando el mejor servicio a sus clientes, tanto en venta como en posventa.

Se pone de manifiesto, una vez más, la inseguridad jurídica que sufren los concesionarios, por lo que es urgente dotar a la distribución y reparación de vehículos de esa seguridad, de tal forma que existan unas relaciones comerciales justas, tanto para fabricantes como para concesionarios. Sólo de este modo las miles de pymes que conforman el sector en España podrán seguir invirtiendo, innovando, creando puestos de trabajo e implementando los nuevos servicios que esperan los ciudadanos. Faconauto es consciente de que asistimos a un cambio de modelo en la distribución de vehículos, para el que los concesionarios se están preparando, y que la situación que ahora afrontan las redes de Stellantis se puede repetir en el resto, por lo que utilizará, desde la unión, sus recursos para proteger los intereses de todas las redes de concesionarios oficiales, a las que aglutina”, terminan.

También puede interesarte:

Objetivo Stellantis: liderar la transformación del mercado con células de combustible de hidrógeno

 

 

 

 

 

ROBERLO 2021

Dejar respuesta