El nuevo Ford Kuga PHEV es mejor en todo

0
Descubrimos el dinámico, bonito, eco y potente Ford Kuga, un SUV competente con muchos argumentos a su favor.
h

Siguiendo las tendencias actuales, no podía faltar en la gama del nuevo Kuga PHEV ST-Line, una versión híbrida enchufable capaz de conseguir la preciada etiqueta “0”. Siendo esta versión la tope de gama con 225CV, el Ford se mueve con mucha soltura y ofrece un nivel dinámico nunca antes visto en este modelo. En el popular segmento de los SUV medios generalistas hay un nuevo y serio aspirante al trono. La nueva generación del Kuga ha supuesto un enorme paso adelante en un modelo que ha sido totalmente renovado y asemejado al nuevo lenguaje de diseño de Ford.

Con unas líneas mucho más fluidas y redondeadas, el Kuga de 2020 muestra un diseño muy atractivo que dista bastante de su antecesor. Las proporciones han cambiado ya que estamos ante un modelo más largo, ancho y bajo que ayudan a transmitir una sensación de un coche muy dinámico y musculoso. La calidad en la construcción y ajustes es notable en todo el vehículo.

Si por fuera el nuevo Kuga da un salto cualitativo enorme, el interior es más bonito y moderno. Nos podemos olvidar de los plásticos duros del salpicadero para dar paso a materiales mucho más agradables a la vista y al tacto. La modernidad se puede palpar desde el primer instante gracias a bonito cuadro de instrumentación digital que muestra tanta información como uno desee. Con asientos cómodos y unas plazas traseras generosas y holgadas, este vehículo es una perfecta opción para recorrer largas distancias.

Tomando como base el afinado, rígido y ligero chasis del Focus, el nuevo SUV ofrece una conducción estable y aplomada en autopista. Nada nuevo. Lo que nos ha impresionado han sido sus aptitudes en carreteras secundarias. La agilidad que ofrece el nuevo Kuga es extremadamente buena. Gracias a una dirección directa y precisa, este SUV puede llegar a ser muy divertido y efectivo en tu puerto de montaña favorito.

El rendimiento del motor de gasolina de 2.5 litros y cuatro cilindros combinado con un motor eléctrico ofrecen mucho refinamiento y empuje. La autonomía de 56 km en modo eléctrico nos ha parecido suficiente para llegar al trabajo en un entorno urbano. La suavidad en modo EV es muy agradable. El cambio, sin levas en el volante, es suficientemente rápido y preciso y se adapta muy bien al ritmo que le pidas.

 

También te puede interesar:

MG ZS EV: Tu primer SUV eléctrico

Maserati Ghibli Hybrid: El tridente equilibrado

Distrigo 2021

Dejar respuesta