Carmelo Pinto se jubila

2
El directivo finaliza su etapa laboral tras 46 años en el sector posventa.
h

Ha llegado un correo a nuestra redacción que nos ha tocado en el corazón: Carmelo Pinto se jubila.

Pero no vamos a decir que estamos tristes, y eso es porque contamos con él como amigo, así que (como con otros directivos con quienes seguimos en contacto tras su jubilación) sabemos dónde encontrarle ya que, si le necesitamos, ahí estará. Además, como la suya será una jubilación activa, seguirá cerca de la posventa lo cual nos beneficia a todos, porque su experiencia y saber hacer puede volcarse más allá de sus 46 años en el sector. Así que no nos lo tomamos como una despedida, sino como un premio para él, que se lo merece, un directivo que alcanza la dorada jubilación sumándose a nombres como Josep Maria Freixes, Carlos de Aizpuru, Josep Gratti, Lluís Tarragó, Salvador Grima…algunos de ellos, de vez en cuando se reúnen para charlar….

Ya están informados muchos: compañeros de grupo, socios, proveedores, entidades y nosotros, la prensa, con quien (todos en esta casa damos fe) ha trabajado tan de cerca y en tanta armonía. Y ahora nos toca ejercer nuestra tarea e informar a muchos más.

El CEO de Serca, Lluís Tarrés, le ha dedicado en su carta unas bonitas palabras: «Desde Serca queremos ser partícipes de este momento tan personal, y hacerlo también nuestro, por muchos motivos pero sobre todo por la trayectoria profesional que ha mantenido desde que hace ya más de 30 años y por la enorme estima personal que se ha ganado día a día de todos nosotros, y con la que esperamos seguir contando a partir de ahora cuando la ocasión lo merezca.
Aunque Carmelo no lo admita por su característica modestia, orgullosos sabemos que el sector podrá seguir contando con un gran escritor y con el mejor orador, un visionario del mercado que en su día plantó la semilla de Serca que nos ha hecho a todos mejores de lo que éramos y nos ha acompañado hasta aquí.
“Irse es amar” … Gracias a ti siempre, Carmelo.»

Y el actual presidente de Serca, Agustín García, pese a (como él mismo dice) no querer ser sentimental, ha escrito unas palabras preciosas: «Le quiero expresar todo nuestro agradecimiento a su trabajo dedicado durante estos años. Paciente y sensible con el sector y con todos los socios, ha sido una brújula de ayuda continua, elemento indispensable en la incorporación y mantenimiento del grupo, ha sido una figura imprescindible en nuestra organización y en su historia, que ahora seguirá escribiendo desde su propio estado natural.

Los que habéis disfrutado de él, o habéis caminado o crecido con él, que somos la mayoría, sentiréis un poco de nostalgia formal, pero este tipo de persona seguirá dentro de nosotros de manera muy familiar. Colaborará con el grupo en asuntos que nadie como él conoce mejor y que nos seguirán haciendo ser mejores.

Le contemplan años de esfuerzo, trabajo y dedicación si límites, ha vivido para el grupo y se ha dejado el corazón y el alma en él.

Quiero darle las gracias en nombre de todos, desearle cierta tranquilidad profesional, que la merece, y significar que su trabajo nos ha llevado a ser lo que somos en importancia y en estilo«.

Es inevitable echar la vista atrás. De esos 46 años (30 de los cuales ha estado pilotando al grupo Serca), muchos han sido compartidos, como explica Agustín.

Eso da para muchos recuerdos: Los primeros congresos de Serca a los que asistimos desde finales de los ochenta (esa manera peculiar de llamarnos por nuestro nombre en las pausas para que nos sentáramos), teniendo a la prensa (y a nosotros en ella) en lugar destacado. El viaje a Portugal de varios días que hicimos, propiciado por la Oficina Comercial del país luso, para conocer mejor esa industria de fabricantes de componentes del automóvil, con veladas divertidas por las anécdotas copazo en mano.

Las ferias, con esos stands donde nunca faltaba un detalle para acogernos, las tantísimas entrevistas, con opiniones siempre a tener en cuenta.

Y su boda con Raquel, que le salió redonda porque menudo máster en organizar eventos tenía tras años de Congresos (que aún cita de memoria relacionando año y lugar), donde le llevamos nosotros montado en un Bentley, y a la que acudimos tantos profesionales (y amigos, ojo) del sector. Porque Carmelo es y será un profesional muy querido.

Lo dicho, que no estamos tristes porque nos alegramos que esté en tan buena forma para dedicarles tiempo a Raquel y a sus dos hijos, Eric e Irene; y sabemos que Serca, ese grupo del que fue cofundador, al que hizo mayor dedicándole tanto tiempo y desvelos, y al que puso en el mapa, no sólo el español, sino el internacional, queda en manos de un equipo amplio y competente.

Y porque (Carmelo no te vas a librar) tenemos su móvil, y nos aseguramos su bonhomía, sus consejos, su calidez y su sonrisa. Así que, hasta luego y gracias por todo, Carmelo. Nos vamos viendo.

Os dejamos con sus palabras:

Estimados compañeros de la prensa,

Después de trabajar 46 años en el sector de automoción, podría haber escrito un bonito poema para esta despedida o un discurso divertido para deciros adiós con humor. Pero no tengo el talento de los poetas y todavía menos el de los humoristas.

Eso sí, creo que fuimos el primer grupo en invitar a la prensa del sector a nuestro primer congreso, a partir de ese momento conocisteis mucho más como funcionábamos los recambistas y los proveedores, pero lo que es seguro es el favor tan impresionante que nos hicisteis a ellos y a nosotros.

No sé cuál son las palabras justas para expresaros mi cariño, reconocimiento y ayuda. Me siento orgulloso hasta donde ha llegado el grupo y espero que crezca mucho más, os doy las gracias por los granos de arena que habéis aportado y que han sido muchos durante estos 30 años.

La vida profesional que he compartido con vosotros ha estado llena de humanidad y eso os lo debo a todos.

Durante mi jubilación profesional, pero no personal (¡pienso ser un jubilado activo!) no dejaré de pensar en todos vosotros y como fundador de S.E.R.C.A. ahí estaré.

He tenido la suerte de crear lazos con muchos de vosotros, que van más allá de las relaciones profesionales, y espero que perduren en el futuro.

Así que sólo es un hasta luego,

Un abrazo

También te puede interesar:

Nuevo vídeo de Grupo Serca sobre la electrificación

Blueprint

2 Comentarios

  1. Carmelo, ya ha llegado el día que habíamos hablado, te deseo lo mejor en esta nueva etapa, ya sabes dónde estoy.
    Un fuerte abrazo amigo!!!

Dejar respuesta