¿Qué debes revisar de tu coche después de las vacaciones de verano?

0
Las altas temperaturas, largos desplazamientos y cargas extras a las que se ve sometido nuestro auto favorecen el desgaste de determinadas piezas y componentes que es necesario examinar.
h

La red de talleres Confortauto Hankook Masters aconseja supervisar tras las vacaciones de verano los siguientes ocho puntos del vehículo:

  1. Estado de los neumáticos

Los neumáticos posiblemente sean uno de los elementos que más atención requieran a la vuelta de las vacaciones. Revisar su presión y dibujo es fundamental. Tras un largo viaje puede que encontremos desgastes en la banda de rodadura, deformaciones o incluso grietas en nuestros neumáticos.

  1. Frenos

También es importante que compruebes el estado de los frenos después de vacaciones. El calor, los frenazos o su uso prolongado por los atascos contribuyen a desgastar pastillas y discos de freno.

  1. Faros

El alumbrado del coche es una de las partes más importantes para nuestra seguridad. Ver y ser visto es fundamental en la carretera para evitar accidente, por ello debes tener en cuenta un correcto reglaje de los faros, y una limpieza a fondo (tanto de los delanteros como de los traseros).

  1. Batería

Los problemas con la batería son frecuentes con el calor, puesto que este es un elemento muy sensible a los cambios bruscos de temperatura. Las temperaturas que superan los 20º provocan un envejecimiento más rápido de la batería. El calor hace que el ácido del interior de la batería se seque con más facilidad y si la batería está cerca del final de su vida útil, tiene muchas más probabilidades de estropearse

  1. Filtros

Tras el verano es necesario hacer una revisión y limpieza de los filtros del aceite, del aire, del combustible y del habitáculo. Los filtros son esenciales para el correcto funcionamiento del vehículo ya que permiten filtrar las impurezas que puedan llegar de forma externa al motor.

  1. Limpiaparabrisas

El intenso calor de la estación estival afecta gravemente el material con el que están hechos los limpiaparabrisas provocando que hagan ruido al funcionar o que no limpien bien toda la superficie. Las gomas de los limpiaparabrisas son muy sensibles al calor y pueden haber sufrido deterioro debido a los efectos del sol, por ello debemos revisarlas bien, para asegurarnos de que la goma no se cuartee y pierdan eficacia.

  1. Nivel de líquidos

Debido al uso intensivo que se le puede haber dado al coche en verano, sus niveles de líquidos pueden haber descendido. A esto también pueden haber contribuido las altas temperaturas. Por ello, se recomienda revisar el líquido refrigerante, de freno, el lubricante, además del líquido del limpiaparabrisas.

  1. Limpieza externa e interna

Limpia bien el coche por fuera, incluyendo los bajos. Para que la pintura dure más tiempo con su mejor aspecto, hazlo mejor a mano y utilizando productos adecuados.

También te puede interesar:

Confortauto: Enrique Sansano, en nuestro “Más personal”

Distrigo 2021

Dejar respuesta