BILSTEIN B1: cubiertas antipolvo y tubos protectores

0
Son elementos importantes en el entorno de los amortiguadores.
h

Cuando se habla de la suspensión, la atención se centra casi por completo en los amortiguadores y los resortes. Sin embargo, una periferia intacta y de alta calidad es tan importante como el estado y la calidad de los componentes principales. Y es que el desgaste y los defectos en las supuestas áreas secundarias también pueden tener consecuencias negativas.

Las cubiertas antipolvo y los tubos protectores son un ejemplo importante. El fabricante de suspensiones BILSTEIN ofrece estos componentes a través de su gama B1 de accesorios y piezas de servicio. Según el modelo de amortiguador asociado, cada juego incluye cubiertas antipolvo o tubos protectores, así como los topes de protección correspondientes. Esto se debe a que todos estos componentes siempre deben reemplazarse cuando se cambian los amortiguadores. “Económicamente, con bajos costos de piezas, esta es una inversión pequeña pero importante”, explica Dimitris Kouvaras, Gerente de Capacitación Global en BILSTEIN.

Al igual que los topes de presión intactos, una cubierta antipolvo en buenas condiciones contribuye a que los amortiguadores alcancen su máxima vida útil posible. Debido a su posición de instalación en el área de salpicaduras de agua, los componentes de la suspensión son bombardeados día tras día con una mezcla abrasiva de polvo, suciedad, arena y humedad. Si este cóctel alcanza el vástago del amortiguador, literalmente puede triturar incluso el material más duro tras de un breve período de tiempo, devorando las juntas y, en última instancia, provocando la pérdida de aceite. Entonces ya no se produce una amortiguación eficaz y, sobre todo, controlada. “Por lo tanto, la protección contra el polvo debe revisarse regularmente para detectar defectos como parte de una revisión de la suspensión y reemplazarse si es necesario”, dice Kouvaras.

El hecho de que BILSTEIN ofrezca no sólo sus amortiguadores B4, B6 y B8, sino también los periféricos correspondientes significa que los talleres también tienen ventajas logísticas. La compra a un proveedor externo podría generar tiempos de configuración más largos y, por lo tanto, costos más altos, complicaciones con el ajuste y, por supuesto, complicar la logística y la asignación de piezas. Estos problemas se pueden descartar de manera confiable con accesorios y repuestos de la gama B1 de BILSTEIN.

También te puede interesar:

Más tips sobre suspensión, de Bilstein

Dejar respuesta