Confortauto: las revisiones imprescindibles en Semana Santa

0
El coche es uno de los medios de transporte preferidos para hacer una escapada en esta época, pero hay que hacerlo con seguridad.
h

Llega la Semana Santa y con ella la Operación Salida. Después de dos años, en el que la Semana Santa ha estado condicionada por la pandemia, este año Tráfico prevé que pueden llegar a producirse hasta 14,6 millones de desplazamientos de largo recorrido por nuestras carreteras. Viajar en coche supone recorrer varios cientos de kilómetros, cargar el doble de peso, sufrir las consecuencias de los atascos y las inclemencias del tiempo primaveral y todo ello pone a prueba la resistencia de los vehículos, exigiéndoles un mayor esfuerzo y rendimiento. Por nuestra propia seguridad y por la de los demás, antes de salir a la carretera conviene asegurarse de que el coche se encuentra en perfecto estado para realizar nuestro trayecto y disfrutar 100% de las vacaciones de Semana Santa.

En este sentido, Confortauto Hankook Masters nos recuerda la importancia de llevar a cabo una puesta a punto del vehículo antes de salir a la carretera, poniendo especial atención a la revisión de los siguientes puntos:

  • Neumáticos: En primavera, época que coincide con la Semana Santa son habituales los chubascos, por lo que podemos encontrarnos con el asfalto mojado en algún momento que circulemos. Para prevenir el aquaplaning es importante mantener los neumáticos con la presión y la profundidad del dibujo adecuados, pues de lo contrario nuestra union con la carretera será frágil. Por ello se recomienda tener en cuenta la presión recomendada por el fabricante y ser hinchados antes de emprender nuestro viaje. También es importantísimo comprobar su desgaste y profundidad. Para garantizar el máximo agarre y tracción, la profundidad del dibujo de los neumáticos no debe superar los 1,6 milímetros (límite legal establecido), siendo aconsejable su cambio cuando la profundidad sea inferior a 3 milímetros.
  • Frenos: Junto a los neumáticos, los frenos y amortiguadores completan el “Triángulo de seguridad” de tu vehículo. Estos tres sistemas están estrechamente relacionados entres sí, de tal manera que el mal funcionamiento de uno de ellos también afecta al rendimiento de los otros. son los componentes que se encargan de disminuir la velocidad y detener el vehículo por eso tienen que funcionar con precisión, debiendo asegurarnos del correcto estado de todo su engranaje; pastillas de freno, discos y líquido. Debemos tener en cuenta que el sistema de frenado es de los componentes que más uso y desgaste sufre a diario, por esta razón es importante garantizar su buen mantenimiento.
  • Amortiguadores: Los amortiguadores son los responsables de mantener el neumático en contacto con el suelo, garantizando el buen funcionamiento de la suspensión. Estos suelen recibir menos atención debido a que no se ven, sin embargo, su desgaste es progresivo, y necesitan revisión y sustitución, de lo contrario los neumáticos dejan de realizar adecuadamente su función, perdiendo tracción y direccionalidad. Si éstos se encuentran en malas condiciones, el coche no se adaptará bien al asfalto, ocasionando que los neumáticos pierdan el contacto con la carretera, provocando un desgaste prematuro o desigual del neumático y un menor agarre que haga la conducción insegura.
  • Batería: La batería es la fuente de energía del vehículo, un elemento imprescindible que se encarga de que el motor y los sistemas eléctricos funcionen. Si su estado no es el adecuado, podría comprometer nuestra seguridad. Con el invierno, debido al frio, las baterías de los automóviles tienden a perder cierta capacidad de carga, siendo recomendable revisarlas en primavera. Es muy importante realizar un buen mantenimiento de esta pieza, pues no olvidemos que los fallos en batería son la causa número uno de las averías de los vehículos en España. Para evitar que se descargue inesperadamente y de paso alargar su vida útil no olvidemos hacerle una revisión periódica.
  • Luces: El alumbrado del coche es una de las partes más importantes para nuestra seguridad. Ver y ser visto es fundamental en la carretera para evitar accidente, por ello debemos verificar que todos los faros se encienden (posición, cruce, carretera, freno, marcha atrás, intermitentes y antinieblas) y regular su altura. Siempre que se detecte alguna irregularidad (una bajada en la intensidad, por ejemplo) debe consultarse a un especialista. También debemos tener en cuenta el alineado de los faros, ya que una mala alineación puede provocar deslumbramientos a los conductores que circulan en sentido contrario. Además, siempre es recomendable que cambiemos las luces por parejas, aunque una de ellas todavía funcione, de esta manera evitaremos que la intensidad del alumbrado quede descompensado. Tampoco se nos debe pasar por alto el correcto funcionamiento de las luces testigo en el cuadro de mandos de nuestro vehículo, cuya misión es primordial, puesto que son luces de advertencia que avisan cuando algún componente técnico no está bien, por ejemplo el Airbag o el ABS, ambos claves en nuestra seguridad pasiva.
  • Limpiaparabrisas: El buen funcionamiento del limpiaparabrisas es esencial para una buena visibilidad, algo vital para una conducción segura, y más en primavera, cuando las precipitaciones aparecen de forma repentina. El caucho que forma las escobillas del limpiaparabrisas, sufre desgaste ante agentes climáticos como el frío y el calor, por tanto si observas que tus limpia dejan franjas o restos de suciedad sobre el cristal o empiezan a hacer ruido al accionarlos, significa que las escobillas están deterioradas y hay que sustituirlas por unas nuevas.
  • Filtros: Un mantenimiento preventivo de los filtros nos permitirá alargar la vida y rendimiento de nuestro vehículo, disminuir el consumo de combustible y ahorrar emisiones de CO2 al medio ambiente. Son 4 los principales filtros que integra el vehículo: el filtro de aceite, el filtro de aire, el filtro de combustible y el filtro anti polen o del habitáculo. Es importante saber identificarlos y que cada uno de ellos esté libre de suciedad y partículas que puedan dañar al motor impidiendo que el vehículo funcione de forma apropiada. Por otro lado, no olvidemos que en primavera prolifera la floración y con ella la aparición de las alergias, con lo cual, sustituir o limpiar el filtro del habitáculo o anti polen es una operación importantísima, ya que esto contribuirá a mantener limpios los conductos del aire acondicionado, evitando la proliferación de ácaros y bacterias.
  • Líquidos: Nuestro coche tiene una serie de fluidos que son vitales para el buen funcionamiento de varias de sus partes. Su buen mantenimiento es fundamental de cara a evitar averías. Por tanto, antes de iniciar nuestro viaje, es importante revisar sus niveles y reponerlos cuando sea necesario, ya que todos ellos cumplen una importante misión en tu automóvil. Los líquidos son 5: aceite (indispensable examinar que no hayan fugas o pérdidas de lubricante), refrigerante, líquido de frenos, limpiaparabrisas y líquido de dirección (este último sólo se debe comprobar en los coches que tienen dirección asistida hidráulica o electrohidráulica, no siento necesario en aquellos con dirección eléctrica).
  • Aire Acondicionado:  El aire acondicionado no es solo un elemento de confort que nos proporciona la temperatura ideal dentro del coche, también es un elemento de seguridad puesto que un mal funcionamiento de este sistema puede afectar a las capacidades del conductor, generando fatiga, cansancio, somnolencia, perdida de atención. También nos ayuda a recuperar la visibilidad rápidamente cuando se empañan los cristales por la humedad. Por otro lado, el sistema de climatización filtra hasta un 88% del polen y otros alérgenos presentes en el aire exterior, por ello, para asegurar que en el habitáculo respiramos aire puro, los filtros del aire acondicionado deben mantenerse debidamente limpios. Por ello, es indispensable comprobar su estado, y en caso de detectar perdida de capacidad, fuga en el circuito o cualquier otra anomalía, acercarnos por nuestro taller más cercano para su reparación y/o recarga.

También te puede interesar:

 

 

Dejar respuesta