El CertifiedFirst Taller Albert Cubells se amplía con MoonWalk

0
Miembro de la red desde hace más de 20 años, acaba de mejorar su espacio útil destinado a taller.
h

Taller Albert Cubells, que en la actualidad cuenta con tres pintores y dos chapistas, y realiza una media de entre 15 y 20 reparaciones de carrocería a la semana, es toda una institución en la reparación de vehículos en la localidad tarraconense de Tortosa. Abierto en 1967 por el padre de Albert Cubells, su actual gerente, este negocio familiar ya cuenta con la tercera generación participando en su gestión diaria. Un taller en el que también se realizan reparaciones de mecánica y que ha apostado desde sus inicios por contar con los últimos avances tecnológicos para ofrecer el mejor servicio a sus clientes del Baix Ebre. Cabe destacar que, además, se trata del primer CertifiedFirst en España y que aun continúa en la red de Grupo PPG tras veinte años.

Precisamente, esa necesidad de seguir manteniendo la máxima calidad en su servicio ha llevado a este taller CertifiedFirst a ampliar sus instalaciones recientemente, añadiendo a su área de taller unos 200 metros cuadrados de una nave contigua para alcanzar los 1.000 m2. A ellos, hay que sumar otros 500 m2 de la planta superior donde se ubican las oficinas, almacén, vestuarios… más otros 200 m2 de un segundo local utilizado también como almacén y, anteriormente, como lavadero.

Al tiempo que ha ampliado sus instalaciones, la gerencia de este taller adherido a la Red CertifiedFirst desde hace ya más de 20 años ha apostado por la incorporación de un nuevo miembro a su equipo para mejorar sus procesos y rentabilidad: MoonWalkTM de PPG, la solución automatizada para la sala de mezclas, rápida, limpia y fácil de usar que, además, permite al taller ahorrar en tiempos y materiales.

Una herramienta que, apenas un mes después de su instalación, ha seducido completamente a Albert Cubells, gerente del taller: “MoonWalk es mucho más que una herramienta de marketing: realmente funciona. En un mes de uso ya hemos podido comprobar muchas de sus ventajas. Por destacar alguna, resaltaría tres. Por un lado, los pintores ya no pierden tiempo en realizar los colores, ya que se les ha liberado de ese cometido y pueden destinar ese tiempo a otras tareas. Además, hemos eliminado los desperdicios de material al poder ajustar al máximo las cantidades necesarias de pintura para cada reparación. Y también, estamos aprovechando al máximo cada envase, ya que MoonWalk los exprime hasta la última gota, con lo que por ese lado también estamos ahorrando en consumos”.

MoonWalk es 100% recomendable para cualquier taller de chapa y pintura, independientemente de su tamaño”, añade Cubells, quien a la pregunta de si volvería al sistema anterior de mezcla de pintura, responde categórico: “No, no, no, de ninguna manera”.

También te puede interesar:

Campaña en Televisión de CertifiedFirst

Dejar respuesta