La posventa surfea la ola

0
Cristina San Martín, directora de coordinación, proyectos y servicios de SERNAUTO nos dio su opinión sobre l sector en nuestro Especial Distribución 2022.
h

El sector automoción ha sido muy castigado por la pandemia. Ya hablábamos de tormenta perfecta antes incluso de la terrible guerra de Ucrania. Si se paraliza la producción de vehículos, se paralizan los proveedores y la producción de vehículos sigue en niveles muy bajos.

En junio del año pasado desde SERNAUTO ya alertamos sobre dos problemáticas importantes que estaban afectando a la recuperación de la industria: el desabastecimiento de algunos productos claves para la fabricación de los componentes y sistemas de los vehículos; y el sustancial incremento del precio de las materias primas.

Adicionalmente, en torno al 80% de las empresas han sufrido problemas logísticos

Y si era poco, a estas cuestiones que siguen vigentes, se añaden ahora el alto precio de la energía que está impactando significativamente en la competitividad de las empresas.

La industria de componentes esperaba recuperar en 2021 gran parte de lo perdido en 2020 pero, dadas las circunstancias actuales, no se prevé una recuperación hasta 2023.

Centrándonos en la posventa española el comportamiento ha sido diferente. Ha demostrado una vez más saber “surfear la ola” en una situación tan compleja como la actual. Es un sector con gran capacidad de adaptación y resiliencia en épocas de crisis.

Como muestra el Observatorio del Estado de la Opinión de los Profesionales de la Posventa que elabora GiPA para SERNAUTO, en colaboración con ANCERA, la posventa sí ha superado ya los niveles prepandemia (2019).

No obstante, la preocupación continúa debido a la elevada inflación, las tensiones geopolíticas y la ralentización de los flujos logísticos que están afectando significativamente a toda la cadena de valor de la posventa. Que haya aumentado la facturación no quiere decir necesariamente que haya aumentado la rentabilidad.

Nuestro sector está inmerso en un proceso de transformación sin precedentes y la posventa debe seguir preparándose, innovando e invirtiendo. El vehículo del futuro será más eficiente, seguro, sostenible, conectado y automatizado.

La conectividad será un elemento crítico. Toda la cadena de valor de la posventa (desde el fabricante, pasando por el distribuidor y llegando al taller) debemos ser capaces de aprovechar la ingente cantidad de datos que se van a generar.

Se van a generar opciones de negocio para ofrecer nuevas posibilidades de comercialización de productos y servicios, como por ej. el mantenimiento preventivo a través de los datos del vehículo. De ahí la necesidad que el acceso a los datos pueda ser utilizado por todos los actores del sector con las máximas exigencias de seguridad. Desde CLEPA y FIGIEFA, nuestras asociaciones europeas, se está trabajando para que el sector independiente no quede fuera.

Si lo hacemos bien, logramos la conquista del dato para no compartir nuestra ola con otros operadores.

Puedes acceder al Especial desde este enlace.

Dejar respuesta