Los V.O. caen un 4,5% en el primer semestre

0
Los turismos de más de diez años superan en un 38% a las de nuevos y la venta total de V.O. se estima suba un 1,6% a cierre de año, superando los dos millones de unidades.
h

Las ventas de turismos y todoterrenos de ocasión acumulan una caída del 4,5% hasta junio, con un total de 918.438 unidades, respecto al mismo periodo del año anterior, según datos de las patronales Faconauto (concesionarios) y Ganvam (distribuidores oficiales e independientes). De esta forma, en lo que va de año, por cada vehículo nuevo se han vendido 2,2 de ocasión.

En junio, por su parte, las operaciones con vehículos usados retrocedieron un 4,1%, hasta situarse en las 165.181 unidades, encadenando cinco meses en negativo como consecuencia de la falta de stock, sobre todo, de modelos jóvenes. En este sentido, los datos muestran cómo las operaciones con vehículos de entre uno y tres años se han desplomado un 38,3% en lo que va de año, lastrando el conjunto del mercado.

Respecto a las fuentes de energía, las operaciones con vehículos usados diésel -que representaron el 58,8% de las operaciones hasta junio- se contrajeron un 6,6% durante el primer semestre; mientras que los de gasolina, por su parte, cayeron un 5%, hasta situarse en las 328.774 unidades, concentrando el 36% del total.

En cuanto a las propulsiones alternativas, los modelos eléctricos puros de segunda mano, aunque apenas representan todavía el 0,7% del mercado, crecieron un 44,6% hasta junio, con 6.328 unidades. Por su parte, los diésel/eléctricos enchufables registraron un total de 1.007 unidades vendidas (+109,8%) en el primer semestre, frente a las 6.317 unidades de los gasolina/eléctricos enchufables (+33,3%).

Los turismos V.O. de más de diez años superan en un 38% a los V.N.

La caída de las matriculaciones, como consecuencia de la crisis de los semiconductores y el impacto económico derivado de la pandemia y la guerra en Ucrania, están contribuyendo a que las ventas de vehículos de más de diez años superen ya en un 38% a las de nuevos en los que va de año, con un total de 562.988 unidades, concentrando el 61,5% de las operaciones del mercado de segunda mano, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos (GANVAM).

Estos datos -dados a conocer en la jornada profesional “Espacio VO” organizada por Ganvam en la Fundación Pons de Madrid para abordar el impacto de la transición digital y ecológica en el negocio del vehículo de ocasión- evidencian que empresas y alquiladoras, al no tener coches nuevos, no están renovando flota y, por tanto, dejan de nutrir con vehículos usados jóvenes al mercado de segunda mano. De hecho, las alquiladoras redujeron casi un 30% sus ventas de vehículos usados, mientras que las empresas lo hicieron en más de un 22%.

Un mercado de más de dos millones de unidades en 2022

De ahí que este vacío en la oferta desplomara un 38,3% las operaciones con usados de entre 1 y 3 años en el primer semestre, lastrando un 4,5% el conjunto de las ventas de usados en lo que va de año; una tendencia que se invertirá en la segunda mitad de año, con una previsión de cierre de unas 2.030.00 unidades aproximadamente (+1,6%).

Por su parte, los datos de Ganvam evidencian que los principales protagonistas del mercado de ocasión están siendo los modelos de más de 15 años. Sus operaciones -realizadas, sobre todo, entre particulares- acumulan un aumento del 10,4% en lo que va de año, concentrando casi 4 de cada 10 transferencias, con el correspondiente impacto negativo para la seguridad vial y la consecución de objetivos orientados a alcanzar la neutralidad climática.

Para Ganvam, esta situación pone de manifiesto la necesidad de poner en marcha políticas mucho más activas y eficaces de achatarramiento, que conviertan el rejuvenecimiento del parque -y no solo su electrificación- en pieza clave de la transición ecológica. Según datos de la patronal de distribuidores oficiales e independientes, un vehículo de más de 15 años emite un 90% más de partículas nocivas y un 84% más de óxido de nitrógeno (NOx) que un coche que cumpla la normativa europea actual Euro VI, por lo que para acelerar esta transición y hacerla accesible a todas las rentas y perfiles sociales, los planes de incentivo deberían apoyar tanto el vehículo nuevo como el usado de hasta cinco años con independencia de la tecnología que lo propulse.

Así, en un contexto en el que el se aspira a alcanzar cinco millones de vehículos electrificados en 2030, lo que exige multiplicar por más de 27 la cifra actual, el apoyo al usado en los planes de incentivo supondría en elemento acelerador. De hecho, las ventas de usados 100% eléctricos -aunque apenas supondrán todavía el 0,7% del total- superarán las 14.000 unidades a cierre de año, lo que supone un aumento de alrededor del 36% en un contexto en el que el mercado de ocasión se situará más de un 3% por debajo de 2019.

El 71% de los potenciales compradores ejecutaría la compra de haber incentivos al usado joven

El interés por el usado eléctrico lo analizó también el estudio presentado por el director de Relaciones Institucionales de Coches.net, Marcel Blanes, en el que a través de una muestra de 4.000 usuarios dio las claves sobre la intención de compra de estos modelos. En concreto, el 25% de los interesados en un vehículo de ocasión, se plantea comprarlo eléctrico, si bien la autonomía (51%), la falta de una red tupida de puntos de recarga (49%) y el elevado precio de adquisición (38%) conforman el top3 de razones para pensárselo dos veces.

En este sentido, el estudio pone de manifiesto que la puesta en marcha de un programa de incentivo al achatarramiento que incluyera el usado de menos de cinco años dinamizaría la compra de estos modelos, acelerando el salto al eléctrico y la renovación del parque. Prueba de ello es que un 71% de los potenciales compradores de VO efectuaría la compra de existir un plan de estímulo con estas condiciones.

También te puede interesar:

5,5% menos de ventas de V.O. en mayo

Dejar respuesta