La CNMC apuesta por más funciones en las V-16

1
La futura normativa prohibirá expresamente que estas luces incorporen funciones distintas a la señal luminosa y la geolocalización, y según Grupo V-16 son clave para la seguridad.
h

La CNMC ha publicado el informe sobre el proyecto de real decreto por el que se regulan los servicios de auxilio en las vías públicas. Esta norma incluye los requisitos técnicos exigibles para la certificación de los prototipos de las luces de señalización V-16: un dispositivo luminoso amarillo colocado en el techo del vehículo inmovilizado y que sustituirá a los triángulos de emergencia utilizados actualmente con esta finalidad.

Según la DGT, en el sector de auxilio en carretera operan unos 11.000 vehículos de más de 3.000 titulares, que efectúan a diario numerosas operaciones de ayuda y rescate que entrañan un alto grado de peligrosidad.

Normativa de los servicios de auxilio en vías públicas. El RD 159/2021 que regulaba esta materia ya recogía las medidas que deben cumplir los servicios de auxilio en vías públicas para el rescate de un vehículo que, por avería o accidente, no pueda seguir circulando. Como norma general, la operación de auxilio en carretera (reparación o retirada) debe realizarse de la forma más segura posible para todos los usuarios de la vía.

La reforma permitirá utilizar todos los dispositivos V-16 sin geolocalización hasta el 1 de enero de 2026, siempre que aquellos hubieran obtenido certificación con carácter previo a la publicación del real decreto de referencia.

La norma flexibiliza la realización de operaciones de reparación de ciertos vehículos en la propia vía. Además, establece controles para verificar la seguridad de estos dispositivos en la fase de prototipos y los resultantes mediante un nuevo certificado de verificación periódica del control de producción de los dispositivos V-16.

Valoración de la CNMC

La CNMC valora positivamente este PRD, ya que introduce ciertos ajustes técnicos que ofrecerán mayor seguridad jurídica a los operadores de servicios de auxilio, así como mayor flexibilidad para la realización de operaciones de reparación del vehículo en la propia vía.

Sin embargo, en su informe señala algunos aspectos susceptibles de mejora:

  • Eliminar la prohibición de funcionalidades adicionales en los dispositivos V-16 Recomienda que la regulación garantice el estricto cumplimiento de los requisitos técnicos señalados pero que no impida la posibilidad de introducir otras funcionalidades en los dispositivos que, sin poner en riesgo la seguridad, pudieran ser de interés para los usuarios.
  • Garantizar la libertad de las unidades de certificación. En relación con el nuevo certificado de verificación periódica del control de la producción de los dispositivos V-16, se debe asegurar la salvaguarda de la libertad de prestación de servicios para su certificación.
  • Respetar la neutralidad tecnológica de las comunicaciones. En lo concerniente a la actividad de certificación requerida, de acuerdo con el principio de neutralidad tecnológica, aquella no debe cuestionar la utilización de otras soluciones tecnológicas, siempre que cumplan lo relativo a la efectividad de las comunicaciones y la conectividad de las señales.

Las balizas V-16 y la seguridad en la operación retorno

En este contexto, Grupo V-16, asociación de las principales empresas independientes del sector de fabricantes de componentes, recambios y accesorios para la automoción, que tiene como objetivo «incrementar la seguridad en carretera». Las 8 empresas que conforman el Grupo (J2, EliteBox, Miralbueno, Picoya, Pool line, Recalvi, Speed Sound y Vika), inciden en que las balizas V-16 luminosas son un dispositivo cuyo objetivo principal es el de salvar vidas. Y ahora, más imprescindible que nunca en los desplazamientos de la próxima operación retorno, que tendrá lugar a partir de mañana, 26 de agosto. En total durante este verano, se producirán 93 millones de desplazamientos, un 2,4% más respecto de 2021. Muchos de estos desplazamientos serán cortos y se situarán en carreteras convencionales donde, según datos de la DGT, se producen 3 de cada 4 fallecidos y las balizas luminosas V-16 ayudan a los conductores averiados en carretera a ser vistos y no morir atropellados.

Qué características tienen las balizas luminosas V-16

  • La baliza luminosa se coloca sobre el techo del coche desde el interior del mismo.
  • Basta sacar el brazo por la ventanilla para colocar el dispositivo, que queda perfectamente sujeto al llevar un imán en la base.
  • De este modo, no hay necesidad de salir del vehículo ni caminar por la calzada.
  • La luz intermitente que emite el dispositivo se pude detectar a un kilómetro de distancia aproximadamente y tiene un ángulo de visión de 360 grados.
  • Asimismo, dispone de una luz blanca que permite que sea utilizado como linterna.
  • Su autonomía debe garantizar su uso por un periodo de 8 meses.

También te puede interesar:

V-16 insiste: las balizas luminosas, homologadas

1 Comentario

Dejar respuesta