GANVAM entra en la junta directiva de CECRA

0
Con su incorporación al órgano de gobierno de la patronal europea del comercio y reparación de vehículos, la distribución española fortalece su capacidad de influencia en pleno proceso de transformación del modelo de negocio y actualización del marco normativo.
h

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos (GANVAM), que agrupa a la distribución tanto oficial como independiente, refuerza su posición en Europa entrando a formar parte de la junta directiva del Comité Europeo del Comercio y la Reparación de Vehículos (CECRA). Con su incorporación al órgano de gobierno de la patronal europea, la distribución española -representada por el director Corporativo de Ganvam, Jaime Barea– fortalece su capacidad de influencia en pleno proceso de transformación del modelo de negocio hacia tendencias como la digitalización o la movilidad por suscripción.

Esta incorporación se ha hecho pública hoy coincidiendo con la celebración del congreso internacional #CONNECT Europe que, en su segunda edición y coorganizado por Cecra en colaboración con Ganvam, ha convertido a España, y en concreto la Ciudad Condal, en sede de la distribución europea para abordar los retos del sector.

Con estos movimientos, el sector europeo reconoce el peso de la española Ganvam para propiciar un entorno que garantice los derechos de los distribuidores a través de unas reglas del juego justas, en medio de un contexto de concentraciones, cancelaciones de contratos de venta y posventa o leyes como la italiana en la que se reconocen indemnizaciones para las inversiones sin amortizar o la clientela de las redes canceladas.

El caso italiano

Para Ganvam, que negocia con los grupos parlamentarios las vías legales para que los distribuidores españoles reciban compensaciones por incumplimiento de contrato, inversiones no amortizadas o finiquito del personal despedido, el caso italiano representa un espejo en el que España y Europa deben mirarse para reequilibrar las relaciones de las marcas con sus redes dando respuesta a una demanda histórica del sector, que lleva desde 2011 esperando la aprobación de una Ley de Distribución que quedó en suspenso por falta de voluntad tanto política como de negociación por parte de los fabricantes.

En este sentido, el presidente de Ganvam, Raúl Palacios, hizo un “llamamiento a la unidad del sector de la distribución y a la necesidad de trabajar coordinados y sumando fuerzas para conseguir en España un entorno competitivo y estable que garantice los derechos del distribuidor a través de unas reglas de juego justas. Si cada asociación va por libre, estamos desperdiciando energía en lugar de reforzar la estrategia. Esto no es una cuestión de egos ni de negocios en particular, sino de la defensa del conjunto de las pymes del sector”.

En paralelo a la puesta en marcha de un marco específico español que garantice el equilibrio en las relaciones del fabricante con sus redes y la viabilidad económica de las empresas del sector, la actividad de Ganvam en Europa continuará orientada a garantizar la aplicación de la normativa de competencia para proteger al distribuidor.

El contrato de agencia

En este sentido, el nuevo Reglamento de Exención por Categorías para Acuerdos Verticales, que entró en vigor el pasado mes de junio en sustitución del 330/2010, recoge las alegaciones de la patronal española en materia de comercialización digital y dualidad de precios, como por ejemplo, al permitir al distribuidor que haya diferencias en función del canal online y offline y evitando que los fabricantes puedan vender online al consumidor final a un precio que el distribuidor no pueda ofrecer usando el mismo canal.

Si bien hay que tener en cuenta que esta normativa europea está centrada en competencia y no tanto en contratos, en un momento en el que las marcas están transformando su relación contractual con las redes pasándolos a la categoría de agentes, Ganvam también consiguió plantear que sea el fabricante quien afronte los riesgos financieros cuando el distribuidor implemente este tipo de modelo.

El acceso al dato

La patronal española, inmersa también en la actualización del reglamento europeo relativo a posventa (461/2010) que cambiará el próximo curso, ha conseguido que se reconozca la importancia del acceso al dato como factor de competencia. Así, continuará impulsando un marco regulatorio que fomente el intercambio de información -no personal y anónima- entre actores privados y públicos, defendiendo una plataforma abierta y segura donde todos los actores accedan en igualdad de condiciones a los datos generados por los vehículos.

En este sentido, el presidente de Ganvam valoró que “aunque había voces del sector de la distribución que se posicionaban más cerca del fabricante que del interés general defendiendo la restricción del acceso a los datos, al final hayan sabido entender la importancia de que todos -y no solo el fabricante- tengan la oportunidad de desarrollar propuestas de valor basadas en ventas y reparaciones predictivas, diagnósticos en remoto o servicios de movilidad basados en la conectividad para garantizar precios más competitivos y favorecer al consumidor”.

Los fondos europeos: necesidad de reevaluar el régimen de ayudas

Dentro de la agenda de Ganvam también se encuentra la defensa de la gestión eficaz de los fondos europeos. La patronal española, que advirtió en Bruselas del impacto negativo de excluir a las actividades de intermediación -y por tanto a la distribución- de las bases del PERTE VEC, defiende una reevaluación del régimen de ayudas, máxime cuando hasta la fecha, de los 3.000 millones de euros dispuestos solo se ha asignado el 20%.

El presidente de Ganvam insistió en que “la estrategia desarrollada en España hasta la fecha favorece a las grandes multinacionales cuya sede, en muchas ocasiones, ni siquiera está en suelo español; mientras se excluye a las empresas que generan riqueza en todo el territorio, incluida la España rural, y por su capilaridad garantizan el efecto arrastre que se exige a la adjudicación de estos fondos. Si bien los PERTE exigen que el 30% de sus fondos recaiga en pymes, las bases utilizan la subcontratación de servicios de las grandes corporaciones como vía de acceso a las ayudas, lo que supone discriminar a todas aquellas pymes no manufactureras, poniendo de manifiesto que España no lleva a cabo una política transformadora integral”.

También te puede interesar:

#CONNECT Europe, la reunión internacional de CECRA

Dejar respuesta