Clarios prueba sus baterías en condiciones de frío extremo

0
Evalúa el rendimiento de las baterías en vehículos a temperaturas de hasta -40°C.
h

Clarios, fabricante de una de cada tres baterías de automóviles del mundo, está ampliando su papel en investigación y desarrollo en su sede de Hannover. Los equipos de ensayo del laboratorio de vehículos se han ampliado con una cámara de frío que permite enfriar dos vehículos a -40 °C para llevar el rendimiento de baterías nuevas y antiguas hasta sus límites. La finalidad de estos ensayos es analizar y mejorar la capacidad de arranque y la función start-stop de las baterías a temperaturas bajo cero extremas.

El laboratorio de vehículos y la cámara de frío forman parte del departamento de ingeniería y se utilizan en labores de desarrollo y optimización de productos. El objetivo principal es la interacción de la batería con la electrónica de todo el vehículo, independientemente de si este tiene motor de combustión interna o es un vehículo eléctrico de baterías. La batería de 12 voltios es también un componente esencial de los vehículos eléctricos. La batería de iones de litio de alta tensión alimenta la transmisión, mientras que las baterías de la creciente cartera de Clarios xEV alimentan el sistema eléctrico interno de 12 voltios, incluidas las funciones cruciales de energía y seguridad.

Asimismo, la capacidad de ensayo líder de Clarios también responde a los requisitos y solicitudes específicos de los clientes fabricantes de equipos originales. Entre ellos se encuentran, por ejemplo, la supervisión del rendimiento de la batería al arrancar el motor en un vehículo concreto y a lo largo de toda su vida útil. Las baterías envejecen artificialmente con este fin concreto. Se simulan varios ciclos de vida y trayectos de larga y corta distancia en función del perfil de uso. Estos rigurosos ensayos destinados a conocer la capacidad máxima de las baterías contribuyen a asegurar que se elija la batería adecuada para satisfacer las necesidades de las aplicaciones del vehículo.

La nueva inversión de Hannover dará servicio a la red mundial de Clarios

La cámara de frío y el laboratorio de sistemas de cableado no solo dan servicio a las instalaciones de Hannover: gracias a una estrecha red mundial de centros de investigación y desarrollo de Clarios, pueden realizarse proyectos en toda Europa, Estados Unidos y China. El tiempo de ensayo varía de un proyecto a otro, de un día a dos años. Los empleados investigan cómo responde la batería en diversas condiciones. Con frecuencia se realizan mediciones in situ en condiciones reales durante varios años. Markus Hoh, director del laboratorio de vehículos de Clarios en Hannover, afirma: «No nos consideramos meros fabricantes; también queremos asistir y asesorar activamente a nuestros clientes como proveedores de soluciones tecnológicas».

Rápida aplicación de los resultados de la actividad investigadora

La proximidad de la ingeniería y el laboratorio genera importantes sinergias que se traducen en la rápida aplicación de los resultados de investigación para sus clientes y el desarrollo interno de sus productos. Así, la mejora de la calidad de los productos contribuye a aumentar la satisfacción de los fabricantes de vehículos y de los clientes finales.

«Los clientes del mercado mundial de reposición de Clarios también se benefician de tener una ventaja en cuanto a la información de la que disponen», explica Hoh. «Gracias a nuestra estrecha colaboración con prácticamente todos los fabricantes de vehículos del mundo, conocemos pronto las tendencias que serán relevantes para el mercado de reposición en los próximos años. Esta experiencia la podemos compartir con nuestros clientes de este mercado, ayudándoles a preparar y formar a sus talleres para el futuro».

También te puede interesar:

Clarios, galardonada por Capital Radio

Dejar respuesta